jueves, 8 de noviembre de 2018

CAJAMARCA, LA CAPITAL DEL CARNAVAL PERUANO


Cajamarca, fundada inicialmente como “San Antonio de Cajamarca”, es una localidad andina situada en la región montañosa del norte de Perú. La céntrica Plaza de Armas está rodeada de edificios de arquitectura colonial barroca. La catedral cuenta con un altar recubierto de pan de oro, mientras que el monasterio de San Francisco alberga unas catacumbas y un museo de arte religioso. El Cuarto del Rescate es el lugar donde recluyeron a Atahualpa, el último emperador de los incas. Está situada a 2,750 metros de altitud, en la margen occidental de la Cordillera de los Andes. Es una ciudad en constante crecimiento poblacional, con la posibilidad de crear en el futuro un área metropolitana.
La zona de Cajamarca ya había sido habitada en el pasado durante el imperio inca, donde ya se consideraba como un centro poblado importante. En 1552 se produjo en este lugar la captura del inca Atahualpa durante la conquista del Perú.
Es conocida por su celebración del tradicional carnaval, especialmente la canción “Cilulo” originario de Celendín y “La Matarina”.  Siendo este carnaval el más popular en el ámbito local de Cajamarca y el de mayor importancia en el Perú, Cajamarca es conocida como “La Capital del Carnaval Peruano”. También produce lácteos y es conocida como la “Flor del Cumbe”, por su cercanía al cerro y al complejo arqueológico de Cumbemayo.
Hasta el momento, aún no se ha podido determinar exactamente cuándo llegaron los primeros seres humanos a Cajamarca. Probablemente, su arribo haya sido en un estado primitivo, pero gracias a su capacidad inventiva fueron capaces de organizar una gran cultura. Los restos encontrados en las cuevas del cerro Cumbe muestran la presencia de una cultura lítica muy diferente a las coexistentes en el antiguo Perú y demuestran que su alimentación consistía en el consumo de venados y cuyes silvestres.
Respecto al arte rupestre, se destaca el sitio arqueológico de Callaq Puma (Huayrapongo o puerta del viento), que está ubicado en la vía que une los distritos de Baños del Inca y Llacanora. Las figuras representativas son las de animales y hombres, dibujadas a través de precisiones geométricas.
Durante la conquista incaica por Pachacútec, el valle de Cajamarca y sus alrededores fueron anexados al Tahuantinsuyo, sin embargo, la urbe de Kaxa Marca ya había sido fundada por otras etnias casi un siglo antes de su incorporación al imperio, aproximadamente en el año 1320.

No hay comentarios:

Publicar un comentario